Cepo al dólar: “una de cal y otra de arena” para el mercado inmobiliario

20/09/2020

Compartir

Cepo al dólar: “una de cal y otra de arena” para el mercado inmobiliario

La suba del dólar del dolar blue podría frenar más las operaciones del inmueble usado. Pero incentivaría las obras desde el pozo que se comercializan en pesos.

Las nuevas restricciones al dólar que informó el Gobierno, podrían tener un efecto binario en el vapuleado mercado inmobiliario. Por un lado, la apreciación del dólar hace prever que los precios de las propiedades volverán a repactarse hacia la baja y que la demanda estará más retraída al complicarse el acceso a la compra del dólar ahorro. Sin embargo, según señalan los desarrolladores- también podría volverse más atractiva la inversión en obras desde el pozo que se financian en pesos.

En principio, Alejandro Bennazar, titular de la Cámara Inmobiliaria (CIA) responde con su slogan “dolar se moviliza, el mercado se paraliza”. En general, ocurre cuando se da este tipo de impacto, dice. “Ahora el dolar si  el dólar se estabiliza en 20 o 30 dias, el mercado debería volver a su cauce normal. Eso si, las pocas operaciones que se concreten van a escuchar muchas más contraofertas”, dice.

Según Mariano Galeazza, CEO de la inmobiliaria Winterra, coincide: “Cada vez que las aguas se inquietan con anuncios como el reciente, se frena todo, se frena la demanda y no hay operaciones. Después hay que esperar, el tiempo que sea necesario para que todo se calme y de a poco se vuelvan a hacer operaciones”. Las operaciones que vemos son gente que compra lote para construir con los dólares ahorrados o quienes buscan invertir en pozo aprovechando el precio más barato en dólares”.

Oscar Puebla, corredor inmobiliario señala que "esta nueva devaluación, seguramente nos hará repactar precios a la baja", dice. "El mercado esta golpeado y tiene condiciones que son absolutamente adversas en función de este dolar tan volátil y falta de planes claros, créditos e incentivos a la Construcción", describe.  Y agrega que "si el Gobierno no se pone a trabajar, la Construcción no arranca y la demanda tampoco”.

Para el corredor Daniel Zampone también, "la falta de crédito, el cepo y cuando el dolar se dispara, generan mucha incertidumbre”. Hoy sólo sigue siendo negocio el tema de la Construcción, si una persona tiene un lote, construirle arriba es un momento perfecto”, dice. En tanto, el desarrollador Horacio Ludigliani apunta: "estas nuevas restricciones paralizan nuevamente las decisiones, pero en poco tiempo por la brecha entre el dólar y la mano de obra surgirá una nueva oportunidad para los constructores o para el particular que quiera hacer su casa", dice.

Claramente, el mercado inmobiliario está dividido entre el usado o el a estrenar y la construcción coincide Miguel Di Maggio, director de la inmobiliaria Depa. .”Al que compra un inmueble usado o a estrenar, puede que lo tiente un poco la situación de ver si puede sacar alguna tajada con respecto a la situación de poder renegociar el precio. Además, las escrituras que se cotizan al dolar oficial, van a salir bastante más baratas. Por otro lado de la construcción va a ser aún mucho más tentador si sigue aumentando el dólar, explicó.

También ve un aspecto negativo y otro positivo. Luis Guido, director de Grid SA (Grupo Idea Desarrollos)- “Siempre estás medidas restrictivas, generan falta de confianza en los sistemas económicos y eso hace que la gente se retraiga para hacer cualquier tipo operación", dice. "El lado positivo es que quienes tienen remanente de pesos y no pueden acceder al dólar ahora con esta nueva restricción, la construcción en pozo vuelve a ser una alternativa interesante. Con valores en dólares bajos, históricamente bajos, y con la posibilidad de aportar pesos en un bien que se va a dolarizar a futuro, con lo cual, esa situación se reforzaría aún más”, señaló.